jueves, 31 de enero de 2013

Emprende, sé Botín

La mascota más dócil
En su estrategia por distraer al pueblo de una reflexión más profunda para salir de este círculo vicioso y perverso que se ha venido llamando crisis, los medios de comunicación llevan tiempo induciendo a la juventud a ser emprendedores, a emprender, a arriesgar para sacar el país adelante. Y es innegable que el mensaje ha calado en algunos sectores de la población -especialmente en facultades de ADE. El país que soñaba con trabajar de funcionario, debe lanzarse ahora a pedir el dinero a sus progenitores ya que a la banca le gusta jugar sobre seguro -esto es, con la garantía del Estado. El eterno discurso electoralista de aumentar los créditos a pequeñas y medianas empresas palidece ante lo que ha ocurrido en los últimos lustros en España. No es de extrañar. ¿Quién va a dar un crédito a un joven con una idea pudiendo comprar deuda pública o invertir en el sector de la construcción? Total, invita el Estado -todos y cada uno de nosotros.

Además, la idea del emprendedor joven y con ilusión -o simplemente iluso- que va a levantar el país resulta ridícula y dañina para la sociedad en general. En una especie de "sálvese quien pueda", se ignoran las soluciones colectivas en busca del éxito individual. Quizás un buen ejemplo a seguir sea Botín, el hombre más poderoso de España y al que el Financial Times ha dedicado un extenso reportaje. El banco familiar y esforzado que genera beneficios cada año. El mismo banco cuyos directivos -y el propio Botín- son indultados por los poderes gubernamentales que siguen de brazos cruzados a la hora de tratar temas tan urgentes como los desahucios. El dueño de Santander -también del Banco- se permite el lujo de criticar a los políticos por su papel en la crisis. Que el señor Botín pide una reforma laboral pues se hace una reforma laboral. Al fin y al cabo, es un gran emprendedor admirado por banqueros de todo el mundo. Para quien tenga dudas a estas alturas, sí, quien manda en este país es el señor Botín.

El amo manda
Desde la prensa española, donde el Banco Santander coloca ingente publicidad en unos tiempos de aunténtico declive de ingresos publicitarios en los medios, se ha creado un halo en torno a la figura del banquero santanderino muy semejante a la del rey. Hay que recordar que la gigantesca deuda del Grupo Prisa ha sido reestructurada por, entre otros, el banco santanderino, por lo que su línea editorial está más que condicionada. En este sistema, si no tienes dinero o inmensa influencia no le importas a nadie -o al menos no a quien tiene poder de ayudarte.

Tampoco los partidos pueden tener la conciencia limpia. El PSOE de Zapatero fue quien mejores relaciones tuvo con el Banco Santander y de ahí los indultos. Después se extrañan de fracasar en las elecciones... aunque hace mucho tiempo que es un partido del sistema -tema del que se hablará en algún post futuro- y no debería sorprender . Por otra parte, la corrupción ha estallado en el PP -¿sorpresón, eh?- y ya hay quien califica a Bárcenas y su cuadrilla de estafadores como "mal de España". Hasta la pseudoperiodista Ana Pastor ha pedido transparencia por Twitter como medida para prevenir todas estas marejadas. El tonto mira a Bárcenas y no a quien tiene la pasta en este país y trafica con poder, influencia y derechos de ciudadanos.

P.D: Se ve que a Libertad Digital llegaban sobres también. Ahora se explica uno lo de la caverna del TDT Party y su supervivencia económica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario