martes, 22 de diciembre de 2015

Cuba: 54 años libre de analfabetismo


Tal día como hoy, hace 54 años, el Comandante Fidel Castro proclamaba la República de Cuba como Territorio Libre de Analfabetismo, convirtiéndose este pequeño y combativo país caribeño, en el primero de América Latina en alcanzar semejante meta.

Solamente habían pasado dos años desde que el 1 de enero de 1959, el ejército revolucionario entrase victorioso en La Habana, dándose de bruces con una realidad, que no por conocida pasaba a ser menos dura.

El 25% del pueblo cubano era víctima del analfabetismo, la gran mayoría se concentraba en las zonas rurales. Además, el 55% de la infancia del país no podía disfrutar de enseñanza privada por no disponer de escuelas ni de profesores, los cuales escaseaban en el país.

El gobierno revolucionario se hizo cargo de la situación y entre otras cosas, transformó en escuelas 69 cuarteles militares de la dictadura batistiana. En 1960, Fidel Castro se comprometía ante la Asamblea General de Naciones Unidas, a erradicar el analfabetismo en la isla durante el año siguiente. Promesa que se vio cumplida el 22 de Diciembre de 1961, cuando Fidel proclamó a Cuba como Territorio Libre de Analfabetismo. Una proclamación reconocida en reiteradas ocasiones por la UNESCO.

No deja de sorprender el poco tiempo que se tardó en hacer realidad el cumplimiento de esta necesidad. Sin embargo, todo se entiende al ver el enorme empeño que puso el pueblo cubano, dueño de su destino por primera vez en muchos años, en liberarse de esa losa que les habían impuesto.


Así, más de 300.000 personas se presentaron voluntarias para llevar a cabo la campaña alfabetizadora, y bajo el lema “Si sabes enseña. Si no sabes aprende” llevaron el saber a todos los rincones del país, incluidos los lugares más recónditos de las montañas. Gracias a ese esfuerzo, más de 700.000 personas aprendieron a leer y escribir en un tiempo récord.

Al igual que el resto de iniciativas revolucionarias, esta hazaña no se vio libre de obstáculos ni de muerte. Varios brigadistas alfabetizadores fueron asesinados mientras ejercían su labor, por elementos contrarrevolucionarios y bandas impulsadas por la CIA.

Fue el caso del joven de 16 años, natural de La Habana, Manuel Ascunce Doménech, que fue torturado y ahorcado junto a un campesino alumno suyo de nombre Pedro Lantigua Ortega. Otras víctimas del terrorismo norteamericano contra el pueblo cubano fueron los profesores Conrado Benítez García, Pedro Morejón, Modesto Serrano, Delfín Sen Cedré, Vidente Santana y José Galindo, y los alumnos Heliodoro Rodríguez Linares y Tomás Hormiga.

De hecho, aquel año de 1961 estuvo marcado por el intento de invasión que protagonizaron entre el 15 y el 19 de abril de 1961, más de 1500 cubanos partidarios de la dictadura batistiana, entrenados y armados por la CIA, en la conocida como invasión de Bahía de Cochinos o Playa Girón.

La campaña alfabetizadora promovida por la revolución cubana no se detuvo dentro de sus fronteras, sino que fue exportada a terceros países, donde brigadas de maestros y maestras cubanas han ayudado a aprender a leer y escribir a miles de personas.

De este modo, siguiendo la iniciativa cubana impulsada en 2003 bajo el nombre “Yo si puedo”, algunos de los países latinoamericanos que estaban asolados por esta lacra, han sido reconocidos por la UNESCO como territorios libres de analfabetismo. Es el caso de Venezuela (2005), Bolivia (2008), Nicaragua (2008) y Ecuador (2009). Todos ellos aplicando el modelo cubano de movilización popular para dotar de una mayor eficacia y alcance a esta misión.

El programa cubano “Yo si puedo” ha sido aplicado en 28 países diferentes en todo el mundo, incluido España, y se estima que ha ayudado a enseñar a leer y escribir a más de tres millones de personas. Recordemos que según la UNESCO, en el mundo hay alrededor de 776 millones de personas adultas que no saben ni leer ni escribir.

Actualmente Cuba dedica el 13% de su PIB a la educación, lo que hace que, también según la UNESCO, tenga la tasa de escolarización más alta de América Latina. También afirma que los niños cubanos que cursan educación básica tienen el doble de conocimientos que los alumnos del resto de países latinoamericanos y su informe coloca a Cuba como la primera en todas las asignaturas en comparación con el resto de países de Latinoamérica.

Por último, cabe señalar que, una vez más, según la UNESCO, Cuba se encuentra en el puesto 16º a nivel mundial y 1º en América Latina en cuanto al índice de desarrollo de la educación para todos, que considera factores como la enseñanza primaria universal, la alfabetización de los adultos, la igualdad de sexos y la calidad educativa, mientras que EEUU se encuentra en el puesto 25.


Artículos relacionados:






No hay comentarios:

Publicar un comentario