sábado, 14 de diciembre de 2013

Los intereses de Mayor Oreja y la ultraderecha en la Seguridad Privada

Después de la sanidad y la educación, ahora le llega el turno a la seguridad. El Gobierno ha sacado una proyecto de ley que dejaría en manos de empresas de seguridad privada labores que hasta ahora eran competencias exclusivas de los cuerpos de seguridad del estado. ¿A que puede responder esta ley?¿A quién beneficia?¿Quienes se encuentran detrás de estas empresas?

Mayor Oreja y la Seguridad Privada

Muchos políticos tienen intereses en la seguridad privada y en empresas relacionadas con el sector. El caso más conocido es el del eurodiputado del PP y exministro del interior, Jaime Mayor Oreja.

Mayor Oreja representa a la derecha más rancia y retrograda dentro del Partido Popular. Se ha negado en reiteradas ocasiones a condenar el franquismo alegando que “forma parte de la historia de España”, “representa a un sector muy amplio de españoles” y que “muchas familias lo vivieron con naturalidad y normalidad”. Además ha calificado el franquismo como “un periodo de extremada placidez”. Con respecto al aborto ha manifestado que “es algo propio de los bolcheviques”.  Al mismo tiempo que hacía todas esas declaraciones, criticaba a la Izquierda Abertzale por no condenar a ETA.

Jaime Mayor Oreja
Pues bien; Mayor Oreja es probablemente una de las personas que más beneficios económicos ha podido obtener gracias a la actividad de ETA. La labor de escolta y de protección de edificios oficiales fue asumida en un primer momento por la Ertzaintza y otros cuerpos policiales del Estado pero con el tiempo, muchos de esos servicios fueron subcontratados a empresas de seguridad privada.

José María Mayor Oreja, hermano del ex ministro, ha sido presidente de las compañías de seguridad “Falcom Contratas y  Seguridad SA” y Falcon Servicios de Seguridad Integral. Hasta 1995 fue apoderado de “Protección y Custodia SA” que posteriormente pasaría a formar parte del grupo “Prosegur”. También fue administrador de “Segurotec SA”. Asimismo ha sido consejero de la sociedad “Técnicas Especiales de la Construción” dedicada a la prestación de servicios de vigilancia, protección y seguridad de empresas.

El propio Jaime Mayor Oreja fue asociado de “Estudios y Experiencias SL”, una empresa asociada con “Segurotec SA” y “Protección y Custodia SA”. Purificación Mayor Oreja también fue socia de “Estudios y experiencias SL”. Marcelino Oreja, también pariente del ex ministro, fue apoderado de “Falcon Contratas” y “Seguridad SA”.

Todas las empresas mencionadas han prestado servicios directa o indirectamente y de forma subcontratada, en la protección de edificios oficiales y de personalidades políticas y personas amenazadas. Viendo todo esto uno se pregunta si el empeño que Jaime Mayor Oreja ha puesto siempre en obstaculizar y entorpecer cualquier diálogo de paz con ETA, se debe a su ideología franquista y de extrema derecha o a los réditos económicos que obtiene gracias a la violencia.

Actualmente su partido anuncia una futura ley que sin lugar a dudas beneficia a las empresas de seguridad privada al permitirles ampliar su espectro de actuación. Esta sospecha se hace más fuerte si tenemos en cuenta que el cese de ETA ha traído consigo el desinfle del negocio de la seguridad privada.

Por lo tanto la pregunta es: ¿Esta el PP utilizando el poder para beneficiar a empresas en las que sus miembros tienen claros intereses?. Creo que la respuesta a la pregunta es obvia. Viendo la trayectoria del partido gobernante desde que alcanzó el poder, es incluso una pregunta innecesaria, puesto que hemos podido comprobar en más de una ocasión el proceso de “puerta giratoria” al que están acostumbrados los dirigentes del Partido Popular. La lista es larga: Empresas eléctricas, empresas telefónicas, empresas farmacéuticas y médicas etc.

Levantina de Seguridad y la ultraderecha

Levantina de seguridad es una empresa ubicada en Valencia y que cuenta con delegaciones en Madrid, Tarragona y Granada. Esta empresa se ha visto envuelta en varios escándalos y está estrechamente vinculada a la extrema derecha valenciana.

Jose Luis Roberto
Jose Luis Roberto, presidente de España 2000, es también copropietario de la empresa. Jose Luis, es un conocido miembro de la extrema derecha española y durante la transición fue detenido por la colocación de dos bombas en un acto independentista. El Secretario General de España 2000 también está vinculado con Levantina de Seguridad y es miembro de la Asociación Patronal Valenciana de Seguridad y Servicios.

José Cercos, también miembro de del Consejo Nacional de España 2000 es el director de inspectores de Levantina de Seguridad. Otros muchos miembros de la formación ultra trabajan como vigilantes de la empresa de seguridad y en ocasiones se han presentado como candidatos en las listas de España 2000. Es el caso de David tejedor y Ramón Barnes, candidatos de España 2000 al senado en 2011. Ricardo Bartolomé Martinez y Rafael Gimenez Gimenez, trabajadores de Levantina de Seguridad, fueron candidatos de la formación ultra, al Congreso y a las Corts Valencianas respectivamente.

Entre los escándalos en los que se ha visto involucrada Levantina de Seguridad, se encuentran haber presionado a algunos de sus trabajadores a afiliarse a la Falange, hechos por los que fue condenada en 1998. Anteriormente Levantina de Seguridad ya había sido condenada y enjuiciada por hechos similares. Además numerosos de sus empleados han sido juzgados y condenados por diferentes agresiones y la empresa fue multada en el año 2002 por defraudar a la seguridad social.

Con semejante historial es muy difícil pensar que una empresa de estas características pueda ejercer de protección para el pueblo en sustitución de la policía. Permitir a un grupo ultra como España 2000, detener e identificar en la vía pública y ejercer otras funciones hasta ahora encomendadas a las fuerzas de seguridad, es un crimen en sí mismo.

Prosegur

Quizás la empresa de seguridad más conocida en el Estado Español sea Prosegur. Esta empresa se encarga de la vigilancia de numerosas instalaciones públicas como suburbanos, edificios oficiales y centros comerciales, además de encargarse del transporte de caudales y de la instalación de diferentes sistemas de seguridad.

Prosegur se fundó en Argentina en los 70 de la mano del empresario Amadeo Francisco Juncadella, un hombre con estrechos vínculos con la dictadura Argentina. Tras absorber a otras empresas dedicadas a la seguridad y el transporte de caudales, Prosegur pasó a convertirse en la empresa referencia de este ramo en el país latinoamericano.

Más adelante se fundaría Prosegur Internacional, en la que el empresario Herberto Gut pasaría ocupar puestos de suma importancia. Anteriormente, Gut había trabajado para la empresa Pittsburgh & Cardiff, dedicada a la venta de armamento. En 1975, solamente tres semanas del golpe militar de Argentina, Herberto Gut se desplaza a España para fundar una filial de Prosegur. Una vez allí, establece lazos con importantes representantes de la dictadura franquista.

Ya después de la transición, Prosegur cuenta con vínculos importantes con personajes como el ex ministro del interior Martín Villa. Rafael Arias Salgado, Ministro de la Administración Territorial durante la época de Adolfo Suarez en la presidencia, pasará a ser presidente de Prosegur a partir del año 1982. Es en ese año cuando Gut consigue hacerse con el control completo de Prosegur y hace sospechosos negocios con Mario Conde, llegándose a hablar de lavado de dinero procedente del narcotráfico y la venta ilegal de armas.

Los vigilantes de Prosegur, al igual que los de otras empresas privadas, también se han visto envueltos en numerosos escándalos por agresiones. Entre las más graves se encuentra la muerte de una persona tras ser reducida y esposada por vigilantes de Prosegur en el metro de Madrid.

Los tintes racistas y xenófobos de estas agresiones son evidentes, llegando a disparar un vigilante de esta empresa contra una mujer angoleña de 40 años. Las denuncias por agresiones injustificadas contra personas extranjeras son abundantes desde que Prosegur tiene la concesión de vigilar las instalaciones del suburbano madrileño.


Conclusión

Las empresas privadas surgen con el fin de obtener beneficios económicos. Por esta razón no se puede esperar que una empresa de seguridad privada priorice el bienestar general a los suyos particulares. Por otro lado son evidentes las conexiones de la derecha con este tipo de empresas. Dejando aparte los intereses económicos que pueda tener el partido gobernante al privatizar ciertos servicios gracias a la nueva ley, sin duda todos estos movimientos nos acercan cada vez más a un estado totalitario de facto en el que diariamente se recortan los derechos más elementales.
Todas las medidas impulsadas por el PP desde su llegada al Gobierno, nos conducen en esa dirección, hasta el punto de que numerosos organismos internacionales han dado la voz de alarma ante esta deriva. 

jueves, 12 de diciembre de 2013

Ucrania ahonda su división en las calles de Kiev (II)


Desde que la semana pasada se realizara en este blog un breve retrato del país y de las diferencias culturales y políticas que en él habitan, Ucrania ha continuado dando pasos hacia una situación de crisis gubernamental e incierto futuro económico que azota desde que hace tres semanas el presidente Yanukovich se negara a firmar el Acuerdo de Asociación con la Unión Europea, provocando la ira de la oposición nacionalista proUE, que ocupa las calles de Kiev desde entonces. En esta entrada, se va a profundizar más en algunos de los numerosos matices que rodean esta crisis, que amenaza con alargarse en los próximos meses y que significa de facto el inicio de la campaña por las elecciones presidenciales de 2015.

Noche del 11 de diciembre
La Plaza de la Independencia, en la capital Kiev, ha vuelto a ser tomada por los manifestantes, que han construido barricadas más altas con el fin de dificultar un nuevo desalojo de la zona a manos de la Policía y de los antidisturbios. El enquistamiento de la situación ha empujado al gobierno de Yanukovich a reunirse con los anteriores tres presidentes del país, además de confirmar los cautos gestos de cercanía a la UE que nunca ha negado. Las declaraciones de los líderes de la oposición se han radicalizado aún más en las últimas horas, exigiendo la dimisión del propio Yanukovich, a la vez que lo acusaban de "haber escupido a la cara de 46 millones de ucranianos". "No se lo perdonaremos", declaró uno de los líderes opositores, Arseni Yatseniuk, joven dirigente de Batkivshchyna, el partido de la expresidenta Timoshenko, cuyo papel es ahora más simbólico al estar en la cárcel por corrupción.

Yakunovich, presionado por la UE
El presidente Yanukovich, líder del Partido de las Regiones, es la cabeza que muchos quieren ver rodando desde que no firmara el acuerdo con la UE para abrir las fronteras del país a los productos europeos a cambio de ayuda económica. Las razones del dirigente para el rechazo son bastante sensatas, ya que la UE solamente ha prometido mil millones de euros, una cifra ridícula en comparación con lo exigido por Yanukovich, que cifró en 160 mil millones la ayuda por la cual aceptaría el Acuerdo de Asociación con una UE en horas bajas. La oferta de Rusia, con el precio del gas y la Unión Aduanera con otros estados satélites exsoviéticos como factores fundamentales, es bastante más provechosa para el país. Sin embargo, esto podría ser el comienzo de una negociación larga que tiene en las elecciones presidenciales de 2015 una fecha clave. Además, por otro lado, EEUU está decidido a entorpecer las relaciones entre Ucrania y Rusia en el plano geoestratégico, aunque tampoco vería de buen grado la anexión de Ucrania a la UE por lo que supondría en el plano económico. Como medida de presión, EEUU, cuya secretaria adjunta para Asuntos Europeos se ha unido a las protestas con numerito incluido, ya ha amenazado con sanciones comerciales. Ante esta situación, Yanukovich es consciente de que puede negociar y regatear con ambos polos de influencia hasta que se reanuden las conversaciones con Europa en febrero, pero la presión interna de la oposición le complica la situación.

¿Quién agita Kiev?
Las plazas de medio mundo se han llenado en estos últimos años en protesta contra gobiernos y dirigentes. Las redes sociales y la juventud forman un componente clave para entender la formación de estas revueltas, muchas veces alentadas por agentes del imperialismo. Es curioso ver el tratamiento mediático que se le da a estos eventos dependiendo de los intereses de Occidente en el país en cuestión. Por ello, las revueltas en el mundo árabe fueron "buenas" al principio pero se acabaron "corrompiendo por su incapacidad para adaptarse a la democracia", según los análisis realizados por nuestros medios de comunicación en un claro ejercicio orientalizador. En el caso de Ucrania, los manifestantes son "luchadores por la libertad" contra el yugo y la injerencia de la Rusia de Putin, convenientemente satanizado desde hace años. Este análisis plano y arrogante aleja al espectador medio de la contextualización necesaria para comprender lo que acontece estos días en Kiev, como ya se explicó la semana pasada en otra entrada.

La oposición a Yanukovich se sitúa en torno a los pilares nacionalistas, proeuropeos, antirrusos y anticomunistas que caracterizan al nacionalismo ucraniano, cuyas expresiones más radicales rozan la apología del nazismo. Otro rasgo común de estas fuerzas, como ya se explicó en el anterior post sobre el tema, es el arraigo que esta ideología tiene en el oeste del país, siendo el este el bastión del regionalismo y, en menor medida, del comunismo.

Batkivshchyna
File:Ukr elections 2012 multimandate oblasts but.png
Resultados en las presidenciales de 2010
También llamado Unión Patriótica de todas las Ucranias, es el segundo partido del país en número de votos las últimas presidenciales con Yulia Timoshenko como candidata. Con la oligarca en la cárcel por corrupción desde hace dos años, su imagen está siendo empleada como símbolo de las protestas. Firme creyente de  satanizar todo lo que huela a ruso o bolchevismo, como muestra sus intentos por reescribir la historia del país en la URSS durante el gobierno de Yushenko, ahora caído en desgracia. En esta unión de diversos bloques descansan muchas de las esperanzas de la UE al ser más moderado que otros partidos opositores aunque el UDAR le está comiendo terreno ultimamente en esa carrera.

UDAR
Alianza Democrática Ucraniana por la Reforma, liderado por un exboxeador (sic), Vitali Klitschko. Buen amigo de Merkel, este hombre que aboga por la transparencia y perseguir la corrupción ha aparecido en imágenes de todo el mundo estos días arremetiendo contra Yakunovich gracias a su faceta de famoso. Sin embargo, y aunque parezca arrastrar las masas con eficacia, es un partido de derechas, liberal en lo económico y proeuropeo que se niega a conmemorar fechas históricas de la URSS como la liberación contra los nazis. Su eslogan: "Desde el éxito personal, al éxito del país". Obtiene sus mejores resultados en la capital. ¿Os suena de algo? Sí, el UDAR es el UPyD ucraniano. Un partido al alza claramente, que bien podría sustituir a Batkivshchyna como gran partido de oposición.

Svoboda, "Libertad" en ucraniano
http://upload.wikimedia.org/wikipedia/en/6/63/%D0%9B%D0%BE%D0%B3%D0%BE%D1%82%D0%B8%D0%BF_%D0%92%D0%9E_%D0%A1%D0%B2%D0%BE%D0%B1%D0%BE%D0%B4%D0%B0.JPG
Logo de Svoboda
Un partido de extrema derecha unido con los dos anteriores en oposición a Yanukovich. La tradición nacionalista ucraniana alcanza en esta agrupación su lado más radical y fascista, algo que remite a la colaboración con el Tercer Reich que el nacionalismo ucraniano profesó durante la Segunda Guerra Mundial. Al más puro estilo ultra, Svoboda ha decidido derribar por su cuenta monumentos y estatuas de la época soviética, algo que sería inconcebible en las regiones gobernadas por el Partido de las Regiones. "No hay lugar para los símbolos y la ideología comunista en la Ucrania Europea y si las autoridades no las derriban, lo haremos nosotros mismos", dijo uno de sus líderes al ser imputado por uno de esos actos vandálicos. ¿Ya sabéis quién se encargó de la estatua de Lenin, no?
http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/c/c9/I%D0%B4%D0%B5%D1%8F_N%D0%B0%D1%86%D1%96%D1%97.jpg
Símbolo del PNSU

El gen original de este partido es el Partido Nacional-Socialista de Ucrania, fundado en los primeros momentos tras la desintegración de la URSS y "enemigo irreconciliable del comunismo". Su símbolo original es bastante sugerente y no deja lugar a dudas. Calificado como "antisemita, ultranacionalista y extremista" por organizaciones de DDHH, esta formación fue suavizando algo sus formas entrado el nuevo milenio y se unió a la Revolución o Putsch Naranja de Yushenko dando los primeros pasos para la preocupante alianza que estos días agita Kiev. Fue en 2004 cuando cambió su nombre. Ahora visten de traje y corbata al buen estilo de la extrema derecha europea y los resultados electorales y afiliados han aumentado. Si en 2004 contaban con mil miembros, en 2010 ya alcanzaban los 15.000, aunque su importancia electoral es todavía pequeña. 

Sus resultados electorales son muy fuertes en Lyiv y en las regiones del oeste en general, donde nació y desde donde muchos de sus partidarios se han desplazado a la capital para participar en los disturbios. Se les distingue por la simbología nazi, los gases lacrimógenos y las banderas con sus tres dedos al aire del logo del partido que lucen durante las protestas.

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/9/93/Svoboda-2012.png
Resultados de Svoboda en las parlementarias de 2012
Ya vemos cómo, cuando la situación se radicaliza, las oligarquías no dudan en sacar a lo más violento de paseo y aliarse electoralmente con él. El fascismo sigue siendo muy funcional al gran capital en este S. XXI.

Ucrania: choque de dos oligarquías
Se podría pensar, ante la violenta arremetida de todas las fuerzas políticas derechistas, que el gobierno de Yanukovich representa claramente a la izquierda. Nada más lejos de la realidad. A pesar de que sus políticas difieren en muchos aspectos de los partidos derechistas, el Partido de las Regiones representa a la oligarquía blanquiazul, por así decirlo. Un sector de los oligarcas ucranios surgidos tras la desintegración de la URSS asentados en el este del país y asociados al partido regionalista tienen allí sus grandes feudos en cuanto a resultados electorales. Su discurso, dirigido a los mineros y obreros industriales de esas regiones, posee algo de la nostalgia que invade a muchos de esos proletarios respecto a la URSS. Un minero del Don, que gana en torno a 400 euros al mes y que vio cómo el Putsch Naranja agravó la crisis que el sector minero padece poniendo en peligro su puesto de trabajo, mira a Yanukovivh y los oligarcas que le patrocinan –el mayor de ellos es Akhmetov, propietario del Shakhtar Donestk, club emblema del este–  con cierta seguridad de que velara por sus intereses, aunque, en el fondo, sepa que son igual de delincuentes que los del oeste, que sus fortunas son igual de sospechosas. "Llevo trabajando toda mi vida en la mina y, sorprendentemente, no me he hecho millonario", contaba con agudo sarcasmo un entrañable obrero del Don en el documental The Other Chelsea. Es una lógica compleja. El clan oligarca regionalista evoca a la inequívoca cultura rusa que domina las zonas de Donestk, Luhansk o Kharkov para ganarse a la población, que desprecia al renacer naranja que mantiene en vilo el futuro de Ucrania.

Al oeste del país, el clan oligarca naranja apoyado por el gran capital europeo vende a sus masas electorales las lindezas de acercarse a Europa, tal y como hicieron en 1991 respecto a la independencia con dramáticos resultados. Sin embargo, es evidente que la UE solo busca abrir sus mercados en un período de crisis económica y que Ucrania y sus más de 45 millones de habitantes es un botín muy jugoso. ¿Por qué entonces se manifiesta tanta gente?

Una vez más a lo largo de la Historia, se ve a un pueblo manejado por los intereses de la alta burguesía, la propietaria de medio país, bajo el simbolismo de una bandera nacional. "La economía es el motor de la Historia", dice una frase marxista. Sin embargo, la nación sigue siendo a día de hoy el mejor agregador político y desplegar una bandera ucraniana junto a una de la Unión Europea posee un valor enorme para movilizar a las masas. Y es que son pocas las ocasiones en las que el comportamiento político de la sociedad se identifica con sus intereses reales, ni siquiera con verdades o realidades objetivas. Los valores que se les imprime a ciertos símbolos –como la libertad, bienestar e independencia proucraniana y antirrusa que estos días se expresan en las banderas que pasean por Kiev– son mucho más rentables que el discurso de, por ejemplo, el Partido Comunista, que a continuación resumimos. Es cierto también que, para situar la política en ese punto dialéctico, es necesario contar con importantes poderes económicos y mediáticos a través de los cuales canalizar el discurso. Por ello, a los oligarcas de ambos partidos mayoritarios les es tan fácil atraer a las masas y movilizarlas bajo banderas nacionales u otros simbolismos culturales.

Europa como arma política
Aunque los medios se empeñen en construir un mensaje plano y carente de complejidad de cara al público español y europeo, la misma Europa y la posible anexión de Ucrania a la UE es empleada por ambos grandes bloques políticos como un arma política. Por eso, Yanukovich está esperando las ofertas europeas y rusas a ver "quién paga más". La realidad es que el propio Partido Comunista, partidario de unirse a otras repúblicas exsoviéticas alrededor de Rusia en la Unión Aduanera, ha sido el que más empeño ha puesto por que el pueblo ucraniano conozca lo que le espera en caso de aproximarse a uno u otro bloque, llegando a pedir un referéndum sobre la cuestión y para lo que ha reunido tres millones y medio de firmas. Irónicamente, la oposición nacionalista ha boicoteado esta iniciativa comunista –quizás por saber hacia dónde se inclinaría la balanza– y el gobierno tampoco se unió a ella, empleando los tribunales para declarar ilegal la consulta.

Todo esta situación tan inestable debería alargarse hasta las elecciones presidenciales de febrero de 2015. A la espera de nuevas encuestas que analicen el impacto de los disturbios de Kiev y de cómo ha afectado a cada bando, los últimos datos de intención de voto son de principios de octubre realizados por el Centro Razumkov. Las tendencias muestran a la emergente marioneta de Klitschko como alternativa clara a Timoshenko como líder opositor. Los ruidosos neonazis siguen siendo minoritarios mientras que los comunistas no acaban de recuperarse de la crisis que les afecta desde el 2004 y la Revolución/Putsch Naranja.

Encuestas de cara a las presidenciales de 2015

lunes, 9 de diciembre de 2013

#TeCumplimosComandante: Venezuela afianza su revolución


La revolución venezolana se consolida definitivamente tras los comicios celebrados este domingo en los que ha obtenido una victoria arrolladora. Con una participación del 58,92% el PSUV y partidos aliados han logrado 255 alcaldías (76%) de 335 posibles frente a las 74 (22%) obtenidas por la opositora Mesa de Unidad Nacional (MUD). El resto de alcaldías se reparten entre otros partidos y organizaciones independientes (2%). Asimismo, el chavismo tiene 20 gobernaciones frente a las 3 de la oposición.

En términos porcentuales el PSUV y sus aliados obtienen el 49,24% de los votos frente al 42% que ha logrado la MUD. En cifras totales esto representa 5.111.336 votos chavistas y 4.435.097 para la oposición, quedando dividido el restante 8% entre diferentes fuerzas independientes. Es decir que el plebiscito en el que la oposición quería convertir estos comicios, les ha salido por la culata y Maduro sale fortalecido de esta nueva prueba.

Además hay que tener en cuenta que la participación ha sido bastante baja si la comparamos con la que suele haber en Venezuela en las elecciones presidenciales que siempre levantan mayor entusiasmo que las municipales. Concretamente, en las últimas elecciones que el comandante ganó en octubre de 2012, la participación fue de casi el 82% y en las celebradas en Abril de 2013, ya en ausencia de Chávez y con Maduro como candidato, la participación fue del 79%.

Los datos hablan por sí solos. El chavismo, aún en ausencia de Chávez, sigue teniendo una fuerza enorme e indiscutible. Ya lo dijo el propio comandante: “Chávez ya no soy yo. Chávez es un pueblo”, “Un día moriré pero regresaré hecho millones”.


Hasta dentro de dos años ya no hay citas electorales en Venezuela y durante ese tiempo tocará seguir fortaleciendo y profundizando en la revolución permaneciendo siempre alerta ante las provocaciones de la derechona fascista. Venezuela vuelve a demostrar que es posible hacer una revolución democráticamente. Constituir un verdadero gobierno diseñado por y para el pueblo. Una revolución pacífica pero armada para disuadir al imperialismo y al neoliberalismo que todo lo arrasa.

No queda más que felicitar al pueblo venezolano por esta nueva victoria y dedicársela al Comandante Hugo Chávez, vilipendiado por las élites mundiales pero aplaudido por todos los pueblos del mundo.

VIVA CHÁVEZ CARAJO!!!




viernes, 6 de diciembre de 2013

Nelson Mandela: Luchador, antirracista y comunista. Que no manipulen su figura.


Ayer falleció otro de los grandes líderes del Mundo. Uno de esos líderes que entregó su vida a una causa justa en favor de los más desfavorecidos y que pasó 27 años entre rejas, acusado de ser un terrorista por muchos sectores políticos que hoy reivindican su figura con gran hipocresía.

Es el caso de Mariano Rajoy, azote de los pobres y los desvalidos, que evocaba de esta manera a Mandela a través de su twitter:



Y esta es la propaganda que difundían las juventudes de Margaret Thatcher en los 80:




Por otro lado, Mandela estuvo en la lista de terroristas de EEUU hasta 2008.



Si bien es cierto que en los primeros años de su lucha, Mandela se inclinó por la estrategia no violenta pero activa, pronto la feroz represión que el gobierno sudafricano ejercía sobre la población negra del país a la que trataba prácticamente como esclavos, le empujó a optar finalmente por la vía militar para defender sus derechos.

En 1959 el Congreso Nacional Africano, cuyo representante más conocido fue Nelson Mandela y que estaba formado por el Congreso de Sindicatos de Sudáfrica, el Partido Comunista de Sudáfrica y el propio Congreso Nacional, sufre una gran escisión que toma el nombre de Congreso Pan-Africano.

Tras la masacre de Sharpeville en 1960, en la que murieron 69 activistas del Congreso Pan-Africano, esta organización opta por la lucha armada. Tras una gran conferencia entre el Congreso Pan-Africano, el Partido Comunista y el Congreso Nacional, estas tres organizaciones optan por una estrategia común y Nelson Mandela hace un llamamiento a las armas y forma el comando “Umkhonto we Sizwe”, el cual estaba dirigido por el propio Mandela. De este modo pasó a ser considerado como terrorista por la ONU.

En salidas clandestinas del país, con el fin de establecer contactos internacionales, Nelson Mandela tuvo un gran acercamiento a la Cuba socialista y estableció una verdadera relación de amistad con el Comandante Fidel Castro, que perduró por siempre.

Nelson Mandela fue ante todo un luchador, comunista y antirracista que siempre puso sus principios por delante de cualquier concesión a los opresores. En 1985, el Presidente de Sudáfrica, Pieter Willem Botha, ofreció a Mandela ser puesto en libertad condicional a cambio de que este renunciase a la lucha armada. Mandela, rechazó esta oferta con las siguientes palabras: “¿Qué libertad se me ofrece, mientras sigue prohibida la organización de la gente? Sólo los hombres libres pueden negociar. Un preso no puede entrar en los contratos.”

Hoy, tras la desaparición física del líder sudafricano, todo el mundo se ha volcado en evocar su ejemplo y lanzar mensajes laudatorios a su persona, incluidas las derechas liberales de todos los países, que con sus políticas representan todo lo contrario a lo que siempre representó Nelson Mandela. No dejemos que en su ausencia se apropien de su figura precisamente aquellos a los que combatió y en vida.

Nelson Mandela siempre estará en los corazones de los oprimidos de todo el mundo y servirá de inspiración para las generaciones futuras.



martes, 3 de diciembre de 2013

Ucrania: una nación en eterna división (I)

Ucrania: ¿granero de Rusia o de Europa?

1991 Independencia
El gran reportero Ryszard Kapuscinski retrató, en un pasaje de su libro El Imperio, la independencia de Ucrania acontecida en 1991 describiendo las enormes manifestaciones que exigían la separación de su nación del resto de la URSS, que se derrumbaba durante esos días. Aquellos movimientos de masas, apuntaba el periodista polaco, se producían en la parte oeste del país mientras que en el este eran apenas unos poquitos miles los que desfilaban en pro de la independencia. Este matiz ha marcado la Historia del país durante todo el S.XX. Ucrania y su población se divide en una mitad prorrusa y una proeuropea. De ahí nacen los conflictos y divisiones que estos días se expresan en las calles de Kiev y que subyacen en la nación.

2013 ¿UE o Rusia?
Ucrania es un país grande y dotado de grandes recursos, además de ser una pieza geoestratégica clave para la ofensiva que EEUU y la UE llevan a cabo contra Rusia, que lleva más una década reconstruyendo su imperio con las ex-repúblicas soviéticas como Bielorrusia, Kazajstán y Armenia. El conflicto con Georgia en agosto de 2008 se enmarca en esa lucha por asentar su hegemonía en la región. Con los páises bálticos en manos de la UE, la importancia de una Ucrania cercana a Rusia se multiplica.

La oferta de Europa para atraer al país eslavo a su órbita es muy pobre en comparación a lo que puede ofrecer Rusia a la delicada economía ucraniana. Además, el ejemplo de los países bálticos y otras naciones que pasaron de estar bajo la influencia de Moscú a quedar unidos a Bruselas parece poco prometedor. La UE es un barco que se hunde, como bien sabemos por estos lares y, acercándose a ella, solo facilitas la destrucción de tu industria y el derrumbe de tu soberanía. Por ello, es comprensible que el presidente elegido en 2010 Yanukovich, del Partido de las Regiones, rechace la propuesta europea.

Un país dividido en dos: política, historia, cultura y fútbol
El Partido de las Regiones que gobierna actualmente el país bajo el liderazgo de Yanukovich, ex miembro del PCUS, obtiene sus mejores resultados en las regiones orientales del país, que son las de mayor población, las de mayor influencia rusa y las que poseen mayor industria y renta per capita. Las principales ciudades del este de Ucrania son Donestk, Dnipropetrovsk y Jarkov, con una fuerte tradición industrial y minera. El Partido Comunista, el tercero del país, mantiene cierta cercanía al Partido de las Regiones en algunos aspectos como la cuestión prorrusa.

File:Ukraine Presidential Feb 2010 Vote (Yanukovych).png
Procedencia del voto del regionalismo en las presidenciales de 2010 por regiones


Por el otro lado, el siempre caótico nacionalismo ucraniano está liderado ahora mismo por Yulia Tymoshenko, actualmente en la cárcel por corrupción, y su Unión Patriótica de Todas las Ucranias. Es un partido de derechas, fervientemente anticomunista y se acerca al liberalismo-conservador proeuropeo que ya se manifestó con fuerza en la Revolución naranja de 2004, cuando Viktor Yushchenko accedió a la presidencia en un movimiento político que atrajó la atención de Europa y que es considerado por sectores de la población del país como una suerte de golpe de Estado, el Golpe naranja. El nacionalismo ucranio tiene sus principales feudos desde el centro al oeste del país en ciudades como Kiev y Lyiv, la cual tiene un largo historial de pertenencia a potencias europeas y es donde más se manifiesta el rechazo a Rusia. Muchos de los que se manifestaron en Kiev durante el fin de semana venían de la zona occidental de Ucrania, incluyendo miembros de organizaciones ultraderechistas.

File:Ukraine Presidential Feb 2010 Vote (Tymoshenko).png
Procedencia del voto del nacionalismo ucraniano en las presidenciales de 2010 por regiones

La anteriormente mencionada cercanía entre el regionalismo y el Partido Comunista se manifiesta también en el mapa electoral, en el que ha habido un trasvase votos de uno a otro partido en el este del país. El Partido Comunista mantuvo unos fuertes resultados electorales hasta la Revolución naranja, a partir de la cual muchos de sus votantes se acercaron al partido de Yanukovich. Sin embargo, en las últimas elecciones parlamentarias de 2012, el comunismo volvió a florecer en las regiones orientales industriales hasta sumar un total de 2,6 millones de votos a lo largo del país. Durante los años de presidencia de Viktor Yushchenko (2005-2010), el comunismo denunció una fuerte represión hacia sus militantes mediante el acoso, detenciones e, incluso, asesinatos.

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/a/a5/Ukr_elections_2012_multimandate_oblasts_kpu.png
Resultados del Partido Comunista en las parlamentarias de 2012 por regiones
                               
El relato histórico nacional ha sido también uno de los campos de batalla donde más empeño ponen ambas tendencias ideológicas. La Unión Soviética es satanizada sistemáticamente por el nacionalismo, mientras que los mineros orientales del Don no tienen reparos en manifestar cierta nostalgia por ese país ya desaparecido, como se ve en el documental The Other Chelsea, del cual se hablará más tarde. El mito del Holodomor, bien alimentado por el nacionalismo ucranio en el extranjero y por Robert Conquest durante la Guerra Fría, es quizás el ejemplo más claro de esta disputa.

La Segunda Guerra Mundial delató una importante diferencia entre los sentimientos del pueblo ucraniano. Por un lado, el nacionalismo, desde el exterior especialmente, colaboró con el Tercer Reich contra la URSS, aunque la mayoría de la nación se opuso heróicamente a la invasión nazi, que ensayó un verdadero genocidio en los territorios soviéticos hacia una raza que consideraban inferior. Era tal la obsesión antisoviética y antisemita de los nacionalistas ucranianos que sus periódicos fueron suspendidos de actividad en Canadá cuando EEUU entró en la contienda por ser abiertamente nazis. Por eso no es extraño ver esvásticas y simbología fascista entre los que alborotan estos días las calles de Ucrania. Ni que quieran cortarle la cabeza a una estatua de Lenin. Quien tuvo, retuvo. La historia es muestra de ello.

Estas diferencias políticas se expresan también en el campo cultural del país. Así, el idioma ruso es el primero de un 30% de la población, especialmente en las ciudades de las regiones orientales. Las tradiciones culturales –por ejemplo, en la música– son también prorrusas en esas regiones y proeuropeas en la capital y en occidente.
http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/f/f4/Ukraine_cencus_2001_Ukrainian.svg/620px-Ukraine_cencus_2001_Ukrainian.svg.png
Porcentaje por regiones de hablantes de ucraniano
                            
Pero si en un ámbito se dividen las masas de manera más clara es en el fútbol. Y, aunque en este blog no se ha mezclado nunca deporte y política en esta medida, este es el momento adecuado. Ucrania, que fue el sostén de la mayoría de las grandes selecciones soviéticas y que aportó de la mano del genial Valeri Lobanovski una revolucionaria manera de comprender el deporte rey con el fútbol total del Dinamo de Kiev, está dividida entre dos grandes equipos: el propio equipo capitalino y el Shakhtar Donestk, orgullo de la Ucrania minera, industrial y prorrusa, que lleva años de claro dominio y cuya gesta en la Copa de la UEFA de 2009 se refleja en el documental The Other Chelsea, del alemán Jakob Preuss. Con cierta ironía, el Shakhtar viste de naranja, color del nacionalismo, y el Dinamo de azul, asociado al Partido de las Regiones.

En este marco, parece inevitable que las fricciones entre estas dos maneras de sentir el país choquen cada cierto tiempo, más teniendo en cuenta los intereses que se ciernen sobre el que fuera granero de la URSS.

La Ucrania de hoy y la de ayer
Sin embargo, para analizar la actual Ucrania es imposible no retroceder al período soviético y a lo que ha venido tras él. A pesar de que la historiografía hegemónica se empeñe en retratar a la URSS como un Imperio tiránico y opresor de las nacionalidades que lo conformaban, la realidad es que desde el primer momento de la Revolución de Octubre se trató a las naciones de aquella naciente Rusia de una manera infinitamente más respetuosa que con el Zar en el poder. Se fomentó la cultura de cada nacionalidad mediante el idioma, editoriales y Academias, a la vez que se defendía el derecho de autodeterminación en caso de que la nación lo quisiera. De hecho, el primer comisario Encargado de las Nacionalidades fue el georgiano Stalin, cuya gran aportación teórica al bolchevismo fue quizás la cuestión nacional y a quien se le acusaría más tarde del genocidio de Holodomor, ampliamante desacreditado. Aunque es cierto que el bolchevismo reprimió duramente el nacionalismo y el anarquismo tras la Revolución y que la hambruna de principios de los 30 desesperó al campesinado ucranio, las razones por las que se produjeron estos acontecimientos están lejos de una posible perversidad por parte de Moscú, que veía en Ucrania una zona imprescindible. La industria nacional se desarrolló notablemente en los años 30 tras sufir la citada hambruna y la economía fue mimada desde el Krémlin tras la Segunda Guerra Mundial o Gran Guerra Patriótica, contienda que fue filmada por Yulia Solnyseva y Dovjenko, excelente cineasta ucraniano y soviético hasta la médula, en La lucha por nuestra Ucrania Soviética.

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/5/55/Population_of_Ukraine_v.2.PNG/800px-Population_of_Ukraine_v.2.PNG
Crecimiento demógrafico en el S. XX.

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/a/ab/GDP_real_growth_rate_Ukraine.png
Évolución del PIB en los últimos años.
En la actualidad, las estadísticas son claras y no favorecen a los ultranacionalistas. En los últimos veinte años, la Ucrania capitalista se ha convertido casi en un estado fallido, siguiendo la tendencia de sus otrora naciones hermanas. Una muestra clara es el declive demográfico que amenaza al país en los últimos años. Ucrania, que llegó a contar con 52 millones de habitantes, no llega ahora a 46 habiendo perdido casi 7. Las grandes industrias han perdido un peso desastroso y el PIB no se ha recuperado nunca de la dramática caída tras la independencia, cuando surgieron multitud de oportunistas que se hicieron millonarios aprovechándose de los recursos y la corrupción del país, como es el caso de la propia Yulia Tymoshenko. En esta situación, el futuro del país parece incierto y conflictivo, tal y como se ha manifestado durante estos días, en los que el nacionalismo ucraniano ha salido a la calle con una fiereza que aquí sería incocebible. De entre las espectaculares imágenes que nos han dejado los disturbios, resulta casi emotiva la de la Policía defendiendo la estatua dedicada a Lenin ante los ataques de los más violentos. Los medios de comunicación no dudan en etiquetar a estos manifestantes de héroes que luchan por la libertad contra el enemigo: la Rusia de Putin. A pesar de que la UE nos haya llevado en parte a la lamentable situación en la que España y muchos países más se encuentran, Europa sigue vendiendo como estandarte de libertades, progreso y derechos. Muchos lo creen todavía, en Madrid y en Kiev.

1942: Ucrania ocupada
Para terminar con un alabanza al pueblo ucraniano transcribo el breve texto de Eduardo Galeano en su maravilloso libro El fútbol a sol y sombra sobre un grupo de ucranios que se enfrentó en un partido de fútbol a una selección nazi en la Kiev ocupada:
También para los nazis, el fúbol era una cuestión de Estado. Un monumento recuerda, en Ucrania, a los jugadores del Dínamo de Kiev de 1942. En plena ocupación alemana, ellos cometieron la locura de derrotar a una selección de Hitler en el estadio local. Les habían advertido: "si ganan, mueren". Entraron resignados a perder, temblando de miedo y hambre, pero no pudieron aguantarse las ganas de ser dignos. Los once fueron fusilados con las camisetas puestas, en lo alto de un barranco, cuando terminó el partido.

domingo, 1 de diciembre de 2013

Así funciona el sistema electoral en Venezuela


En este artículo vamos a proceder a explicar el funcionamiento del sistema electoral venezolano, así como todas las pruebas y auditorías por las que pasa para garantizar su absoluta imparcialidad. Todo esto con el objetivo de desarmar a la oposición que sistemáticamente denuncia fraude con el fin de desestabilizar el país. Una oposición que es respaldada además, por diversos medios de comunicación reaccionarios del mundo, que a pesar de ser conocedores le las garantías que ofrece el sistema electoral del país latinoamericano, se prestan a dar altavoz a estas burdas manipulaciones.

El sistema de votación está totalmente automatizado desde que en 2004 Venezuela se convirtió en el primer país del mundo en implantar un mecanismo por el cual, después de que cada ciudadano ejerce su derecho al voto, recoge un comprobante del mismo de tal modo que todos los ciudadanos que han acudido a las urnas disponen de un resguardo a través del cual, en caso de dudas de fraude, se puede hacer una comprobación al 100% de los votos reales que se han emitido.

Además, una copia de ese resguardo se introduce en una urna, para que los datos digitales puedan ser posteriormente cotejados con los datos físicos, asegurando de este modo que los datos concuerdan.

Además de esto, en 2012, se introdujo una mejora de este sistema automatizado, permitiendo que cada elector pueda activar la máquina que se utiliza para la votación, imprimiendo su huella dactilar, lo que supone una garantía más de seguridad a la hora de ejercer el derecho al voto.

A pesar de esta medida de seguridad, a la hora de emitir el voto, la máquina no puede asociar al elector con el voto emitido, lo que garantiza el voto secreto. Además en los comprobantes tampoco aparecen los datos del votante. Simplemente se refleja cual ha sido el voto emitido.

Una vez que la máquina comprueba la autenticidad de la huella dactilar, la maquina se activa y el elector puede marcar su voto, pulsando en la pantalla sobre una lista en la que aparecen los nombres de los partidos y sus respectivos candidatos, así como las fotografías de los candidatos y los emblemas del partido. Esto garantiza que no se pueda producir ninguna confusión en el votante.

Por si esto no fuese suficiente, después de haber pulsado sobre la opción deseada sobre la lista, esta aparece en grande sobre la pantalla, acompañada de un botón con la opción VOTAR. De este modo, en caso de que el elector se hubiese equivocado de candidato por cualquier razón, tendría la opción de corregir el error antes de marcar su voto definitivo.

Los votos emitidos digitalmente, se almacenan de forma aleatoria y al final de la jornada se imprimen las actas y se cotejan con los comprobantes físicos que se han emitido con la emisión de cada voto. De esta manera es posible auditar todos los votos uno por uno.

Además de permanecer guardados en cada máquina de forma aleatoria, los datos almacenados digitalmente viajan encriptados a través de una red segura que se encuentra aislada de internet y a la que ningún ordenador externo puede acceder. Además cuenta con diversos niveles de seguridad para garantizar que los datos emitidos no se manipulen. Finalmente se almacenan en unos servidores centrales que reciben los datos de todas las maquinas de votación del país que han sido previamente autentificadas por el CNE.

El sistema está completamente automatizado
Cada fase del proceso está protegida por una firma electrónica cifrada a la cual solamente se puede acceder combinando diferentes partes de la clave que se haya repartida entre el CNE y las diferentes fuerzas políticas candidatas en los comicios. Por lo que es imposible acceder a los datos sin contar con los datos secretos que obran en poder de cada una de las partes.

Por otro lado, no solamente es necesario poseer todos los datos para obtener la firma electrónica, sino que después hay que combinarla con un número exclusivo de cada máquina de votación, que se haya protegida igualmente por un sistema informático, por lo que solamente existe una combinación única y aleatoria para cada máquina.

Este sistema de votación electrónica garantiza que nadie manipule físicamente ni electrónicamente el voto del elector, sino que es este mismo la única persona que lo manipula a la hora de emitirlo.

Todos los procesos y mecanismos de votación son auditados previamente por el CNE y las fuerzas políticas aspirantes a los comicios.

  • Primeramente se audita el Software de votación para garantizar la transmisión y gestión correcta de los votos.
  • A continuación se auditan las maquinas que se van a emplear en la votación, comprobando que los códigos de cada una concuerden con los códigos que se les han asignado en el software que ha sido auditado previamente.
  • Antes de enviar cada máquina a su centro de votación asignado, las fuerzas políticas realizan un simulacro de voto con una muestra aleatoria del 1% de las máquinas, para comprobar una vez más su correcto funcionamiento.
  • También se auditan todos los componentes de la maquina. Para ello se desmonta una maquina en presencia de las fuerzas políticas, para que comprueben que cada elemento de la misma es necesario para su correcto funcionamiento y que no haya ningún mecanismo adicional que pueda realizar otras funciones a las que se supone que ha de realizar.
  • Se audita el Sistema de Identificación Biométrica. Es decir, se comprueba que después de la autenticación de cada votante a través de su huella dactilar, este dato no quede almacenado, de tal modo que se respete el secreto de voto.
  • Otro elemento que se audita es toda la red que interviene en el envío y almacenamiento de datos, desde las máquinas hasta el servidor central. De esta forma se comprueba que la red está completamente aislada de internet y blindada ante posibles intrusiones.
  • Otra de las auditorias que se realizan es la de los datos y componentes de la firma electrónica y todos sus componentes antes del inicio de la jornada electoral. Una vez finalizada la jornada, se ponen en manos de las fuerzas políticas todos los datos de registros de conexión de las máquinas y el registro de las transmisiones de datos, para que sean auditados.
  • Una vez finalizadas las votaciones y cerrados los colegios electorales, se hace una auditoría del 54,4% de los votos, cotejando los datos digitalizados con los comprobantes de votos que se han introducido en la caja de resguardo (urna).
  • Se auditan los datos de las memorias de las máquinas y una vez comprobado que no hay ninguna irregularidad, se formatean para eliminar todos los datos almacenados en las mismas de cara a posteriores elecciones.
  • Se hace una recreación de la auditoria de cierre, en la cual los representantes de las diferentes fuerzas políticas, comprueban de nuevo que los votos digitales coinciden con datos almacenados en las cajas de resguardo auditadas.
  • También se auditan los cuadernos impresos. Estos cuadernos llevan el registro de todas las personas inscritas para votar en cada colegio electoral y se comprueba que coincidan con el registro de votantes que maneja el CNE.
  • En Venezuela, como en otros países, cada vez que un ciudadano deposita su voto, su dedo meñique se mancha con una tinta indeleble. De este modo se asegura que no pueda volver a votar ese mismo día. La tinta utilizada en Venezuela también se audita para que todas las fuerzas políticas comprueben su indeleblidad.
Como ya hemos mencionado antes, en todas estas auditorías mencionadas, participan los representantes designados por todas las fuerzas políticas aspirantes a los comicios, así como por el CNE.

Como vemos, el sistema electoral venezolano cuenta con un sinfín de medidas para garantizar la transparencia de las elecciones. Todo esto ha llevado a personas como el ex presidente de los EEUU, Jimmy Carter, a calificarel sistema electoral venezolano como el mejor del mundo.

video


Por todas estas razones, resultan difíciles de creer todas las acusaciones de fraude electoral que sistemáticamente lanza la oposición contra el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, teniendo en cuenta que ellos mismos han participado en cada auditoría realizada durante todo el proceso para garantizar la legalidad de cada elección.

Artículos relacionados:




lunes, 25 de noviembre de 2013

Denuncias de fraude y fuerte presencia militar en las elecciones de Honduras

La presencia militar ha sido considerable durante toda la jornada electoral.
Hoy se están conociendo los resultados de las elecciones celebradas durante la jornada de ayer. Primeras elecciones en las que se rompía el tradicional bipartidismo omnipotente en el país centroamericano y en las que estaba en juego la restitución de un verdadero sistema democrático encarnado por Xiomara Castro, esposa del depuesto presidente Manuel Zelaya y candidata del partido Libre.

Antecedentes

El 28 de junio de 2009, el Presidente Electo de Honduras, Manuel Zelaya fue depuesto por un golpe mediático-militar después de que intentase impulsar una consulta destinada a que el pueblo decidiese sobre la necesidad o no de convocar elecciones a una Asamblea Constituyente para reformar la constitución.

Pocos días antes del 18, Zelaya ordenó al ejercito la distribución de las papeletas y las urnas necesarias para llevar a cabo esta consulta. Algo a lo que el jefe de las Fuerzas Armadas, Romeo Vásquez Velásquez se opuso, por lo que fue destituido por el Presidente. Inmediatamente los jefes de las fuerzas aéreas y de la Marina dimitieron de sus cargos en apoyo a Velásquez.

Pocos días después, la Corte Suprema, que había declarado ilegal el referéndum, acuso a Manuel Zelaya de traición a la patria y emitió una orden de busca y captura contra él. El 28 de Junio, fuerzas militares ocuparon las principales ciudades y los medios de comunicación y detuvieron al Presidente Manuel Zelaya para expulsarlo posteriormente del país.

Roberto Micheletti, presidente del congreso, asumió la presidencia interina y decretó la suspensión de las garantías individuales que se contemplaban en la constitución, además de ordenar un toque de queda de 48h y el corte de la electricidad, las líneas telefónicas e internet en todo el país. Asimismo, el ejército hondureño retuvo (secuestró) durante varias horas a los embajadores de Cuba, Venezuela y Nicaragua.

El 29 de Noviembre de 1009 se celebraron unas elecciones que no contaron con las garantías mínimas de legalidad y a las que no se permitió la asistencia de los observadores internacionales de la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Unión Europea (UE). Porfirio Lobo Sosa, del Partido Nacional ganó esas elecciones. Micheletti, antes de dejar el cargo, sacó a Honduras de la Alianza Bolivariana para las Américas. Porfirio Lobo, por su parte, nada más asumir el cargo, ofreció una amnistía para los golpistas.

Manuel Murillo Varela es agredido por militares
durante el golpe de 2009
Durante este gobierno ilegítimo proveniente de un Golpe de Estado, 37 periodistas fueron asesinados en Honduras, y solamente durante esta campaña electoral, 23 miembros del partido Libre han sido igualmente asesinados. Algo de lo que no nos hablan los medios de comunicación en occidente que sin embargo sobredimensionan las violencias de otros países “enemigos” del sistema imperante en el mundo.

El último de estos periodistas asesinados en Honduras fue el camarógrafo Manuel Murillo Varela, de 32 años y miembro del partido Libre. Murillo ya había sido secuestrado y torturado por las fuerzas de seguridad el 2 de febrero de 2010 debido a la gran labor de documentación y seguimiento de todos los sucesos durante el golpe de estado contra Zelaya.

Elecciones Noviembre 2013

Ayer, 24 de Noviembre de 2013, el pueblo hondureño estaba llamado a acudir a las urnas para elegir nuevo presidente de la república. Estas elecciones contaban con la novedad de la irrupción de varias fuerzas políticas nuevas. Entre estas nuevas fuerzas, la más importante era sin duda alguna el Partido Libre, un partido abiertamente de izquierdas encabezado por Xiomara Castro, esposa de Manuel Zelaya. El hecho de que hubiese una amplia diversidad de partidos era una novedad puesto que en Honduras ha reinado siempre un bipartidismo representado por el Partido Nacional (en el gobierno) y el Partido Liberal.

Entre los nuevos partidos que debutaban en estas elecciones se encuentra Alianza Patriótica Hondureña, al frente del cual está Romeo Vásquez Velásquez, el general que en 2009 se negó a repartir las urnas destinadas a la consulta para la asamblea constituyente. En este tiempo Velásquez ha ocupado un puesto como gerente de Hondutel, la compañía hondureña de telecomunicaciones. Accedió a ese cargo el 9 de Marzo de 1010, es decir poco después de la llegada a la presidencia de Porfirio Lobo, y dejó el mismo el 17 de enero de este mismo año.

La jornada electoral comenzó con una fuerte presencia militar en Honduras, incluyendo medios de comunicación, colegios electorales e incluso los hoteles en los que se hospedan periodistas extranjeros y observadores internacionales. Se estima que alrededor de 29000 militares estuvieron en las calles durante el día de ayer.

Poco después del cierre de los colegios electorales, el Tribunal Supremo Electoral (TSE), con un 43% de los votos escrutados daba la ventaja a Juan Orlando Hernández, candidato del Partido Nacional. Inmediatamente, y a pesar de no ser unos resultados definitivos, Hernández se autoproclamaba ganador de las elecciones.

Por otro lado Xiomara Castro hacía lo propio, basándose en las encuestas a pie de urna realizadas en los colegios electorales, las cuales eran claramente favorables a la candidata izquierdista. Poco después denunciaba irregularidades en el proceso electoral al no cuadrar los datos que manejaba el comando de campaña de su partido con los que ofrecía el TSE y declaraba que no reconocería los resultados.

Por su parte, Salvador Nasralla, candidato del Partido Anticorrupción también había denunciado irregularidades en diferentes mesas electorales y aseguraba que no aceptaría los resultados. Diferentes medios denunciaban el acoso al que habían sido sometidos algunos periodistas durante el desarrollo de sus funciones, y las intimidaciones llevadas a cabo por el gran despliegue militar en algunos colegios electorales.

Según se ha denunciado desde el partido Libre, en el momento del anuncio del TSE había alrededor de 1900 actas de mesas electorales que habían sido apartadas a un denominado procedimiento de escrutinio especial, lo que implicaría que son actas que no habían sido incorporadas al sistema. Además denunciaban que sin embargo, habían sido contabilizadas actas por vía escáner de sitios donde el escrutinio aún no había sido concluido. Portavoces del Partido Libre ha calificado de fraude estos hechos.

No ha tardado en entrar en la palestra el verdadero actor principal de la política hondureña: EEUU. La embajadora de EEUU en el país ha dado su bendición al triunfo del candidato del Partido Nacional, obviando todas las evidencias de fraude e irregularidades que estaban surgiendo. Como es costumbre, EEUU maneja los hilos con el fin de mantener gobiernos títeres en los gobiernos de América Latina y obstaculizar el cambio encabezado por una izquierda que por primera vez en años está siendo capaz de unirse y dar voz a los desfavorecidos.

Además ha manifestado orgullosa que la Embajada de EEUU financió las campañas didácticas del TSE didácticas destinadas a enseñar a la gente como se debe acudir a las urnas. Sus palabras textuales han sido: “Financiamos la educación para los votantes. Donde votar, como votar. Que llevar, que no llevar…”

Bandera de EEUU y símbolo del Partido Nacional 
Como detalle simbólico, mencionaré que el emblema del Partido Nacional es una estrella blanca sobre un fondo azul. Algo que se asemeja a las estrellas de la bandera norteamericana y que simbólicamente hace un giño a los verdaderos poderes a los que representa ese partido. Pareciera que esa estrella representa un  estado más del patio trasero que durante tantos años ha sido América Latina para EEUU.

No deben sorprendernos esta sucesión de hechos desde el momento en que un partido gobernante, establecido indirectamente  gracias a un golpe de estado y que controla el TSE, se declara a sí mismo vencedor de las elecciones, contando para ello con unos datos cuya veracidad es muy cuestionable y con las calles y centros de votación tomadas por el mismo ejército que en 2009 protagonizó una asonada contra un presidente elegido democráticamente por el pueblo hondureño.

Habrá que estar atentos a cómo evoluciona esta situación en los próximos días y semanas. De momento el partido Libre ha llamado a defender el triunfo de Xiomara Castro, mientras que otros partidos se suman a las denuncias de fraude electoral. Si finalmente se demuestra el fraude, EEUU habrá demostrado una vez más su poco respeto por la democracia y por los pueblos del mundo.