viernes, 26 de octubre de 2012

Imperialismo y desinformación


Guatemala, 18 de Junio de 1954. Un ejército de mercenarios entrenado y financiado por la CIA, bajo el mando del coronel Castillo Armas, invade el país y derroca al presidente electo del Gobierno revolucionario Guatemalteco, Jacobo Arbenz, que había promulgado una ley de reforma agraria que interfería en los intereses de la omnipotente compañía norteamericana, United Fruit Company. La prensa guatemalteca, al servicio de los intereses económicos del Imperio, lanza una campaña de falsa propaganda emitiendo informes falsos sobre el desarrollo de la invasión a favor de Castillo Armas.

Chile, 11 de septiembre de 1973. Un golpe de Estado apoyado por la CIA, y manipulado por los grandes medios de comunicación, derroca al gobierno izquierdista de Salvador Allende, que estaba llevando a cabo medidas a favor de las clases más desfavorecidas, que interferían en los intereses económicos norteamericanos en el país. El comandante en jefe del ejército, Augusto Pinochet, asume el mando del país y dirige una brutal dictadura durante 17 años.

Venezuela, 11 de abril de 2002. Un golpe de estado protagonizado por algunos generales del ejército derroca durante  tres días al presidente electo Hugo Chávez Frías. El golpe estuvo ampliamente apoyado por los grandes medios de comunicación del país, pertenecientes a la derecha y a las élites económicas del país, y también por la Iglesia Católica, que no aceptaban la política del gobierno bolivariano, a favor de las clases desfavorecidas, y en detrimento de las grandes multinacionales extranjeras con intereses en el país. Afortunadamente, las bases del ejército, pertenecientes al pueblo llano, y leales al Comandante Hugo Chávez, consiguieron retomar el poder y devolver al presidente electo a su puesto.

Honduras, 28 de junio de 2009. Un golpe militar derroca al presidente electo Manuel Zelaya. Los medios de comunicación internacionales ofrecieron una visión parcial y sesgada a favor de los golpistas. Manuel Zelaya tuvo que exiliarse y actualmente el presidente de Honduras es Porfirio Lobo, que llegó al poder después de la convocatoria de elecciones. Aún así, ese gobierno no puede ser reconocido, ya que está ahí gracias a un golpe de estado.

Militares impiden la labor de los periodistas durante el golpe de estado de 2009 en Honduras
En estos cuatro golpes militares, Tan distantes entre sí, existen dos cosas en común: La participación de intereses financieros económicos extranjeros, principalmente norteamericanos, y el rol de la prensa, que, al servicio de esos intereses financieros apoyaron los golpes manipulando la información para, a base de mentiras, posicionar a la opinión pública en contra de los presidentes depuestos.

Históricamente las naciones de América Latina han sido pisoteadas y expoliadas por los intereses de empresas extranjeras. Casi el 100% de las tierras cultivables, han estado en manos de empresas norteamericanas como la United Fruit Company, famosa por su implicación en numerosos golpes de estado en Latinoamérica y por la explotación de sus trabajadores.

"Si no estamos atentos, los medios nos harán odiar al oprimido y amar al opresor" Malcom x

Los medios de comunicación, en manos de los mismos poderes económicos extranjeros, han jugado un papel muy importante a la hora del triunfo de los golpes. Su monopolio de la información les ha permitido manipular la información a su antojo, censurando ciertas noticias y consiguiendo así, el silenciamiento de todo apoyo a los presidentes depuestos. Los pocos medios independientes, o medios públicos que permanecían fieles a los gobiernos legítimos, eran ocupados militarmente y silenciados. Existen casos flagrantes de esta manipulación, como en el caso de Venezuela en el año 2002, donde los medios jugaron un papel crucial y vergonzoso en el triunfo inicial del golpe. El documental “La revolución no será televisada” muestra perfectamente el papel que jugaron los medios de comunicación en el caso de Venezuela.

El responsable final de estos golpes no es otro que el capitalismo, que sobrepone los intereses económicos de unos pocos sobre los intereses de la sociedad en general. No es de extrañar que el apoyo fundamental a los golpes militares proviniese de la élites más ricas de cada país y , como no, del ejemplo de capitalismo salvaje por excelencia, EEUU, que ha otorgado apoyo económico y militar a la mayoría de las dictaduras latinoamericanas a lo largo del siglo XX.

Se critica a Hugo Chávez por censurar los medios de comunicación y cerrarlos. Comenzó a hacerlo después del intento golpista de 2002, y en mi opinión acertadamente. No se puede permitir que esos medios que han apoyado el establecimiento de una dictadura, y que al hacerlo, indirectamente han causado decenas de muertes, sigan propagando su envenenada propaganda sin ningún impedimento. No es cierto que la existencia de muchos medios privados favorezca la libertad de expresión y la veracidad de la información, ya que todos los medios privados responden a un mismo interés.

Como dijo el Che, “En este asunto si no matas primero, te matan a ti”, y la mayoría de los golpes militares de Latinoamérica contra gobiernos socialistas y revolucionarios que tomaban medidas a favor del pueblo llano, fracasaron por no depurar a tiempo el ejercito y los medios de comunicación del imperialismo y la derecha.

Como vemos, la injerencia norteamericana en los asuntos de Latinoamérica no es cosa del pasado, y con el triunfo de las diferentes revoluciones existentes hoy en Sudamérica es más importante que nunca no cometer los errores del pasado y fortalecer las bases de las nuevas sociedades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada